62 mil universitarios reciben atención médica gratis

Mariana Tejano, estudiante de la carrera de Ingeniería Mecánica de la Universidad Mayor de San Simón (UMSS), tiene problemas de la vista. Para conseguir una ficha para el especialista tuvo que hacer fila desde las cinco de la mañana, cuando llegó al hospital la cola ya estaba larga, pero logró un espacio.

Como Mariana, cerca de 62.500 estudiantes de la UMSS reciben los servicios de salud del Seguro Universitario de manera gratuita. El único requisito para su afiliación es la presentación de su matrícula de inscripción y su carnet de identidad. Con ambos documentos deben presentarse en la ventanilla habilitada en la planta baja.

Diariamente se atienden 500 consultas externas y a pesar de la cifra, cerca del 30 por ciento de asegurados (150) se quedan sin una ficha de atención. Esta es la explicación que ofrece el médico Walter Cabrera.

Además de la cantidad de estudiantes que reciben atención médica, el seguro universitario ofrece el servicio a 10.000 afiliados entre docentes y administrativos de la UMSS.

Están habilitadas dos ventanillas diferentes: una para estudiantes y la otra para los docentes y trabajadores universitarios, con especialistas también diferentes.

La explicación ofrecida por el gerente de la Institución, Rolando Camacho, hace referencia a un mejor control administrativo descartando cualquier situación de “discriminación”.

Los servicios más requeridos por los universitarios son los ginecobstétricos. Esta situación es normal según las percepción de Cabrera, ya que la mayoría de los estudiantes oscilan entre los 18 y 25 años de edad.En la sala de los recién nacidos se encuentran tres bebés, hijos de estudiantes de la UMSS. Daniela Veizaga cuenta que tuvo a su bebé por cesárea, explica que terminó la carrera de arquitectura y comenzó otra.

Su nueva inscripción en la UMSS le dio derecho a contar con el servicio gratuito. Su bebé nació por una cesárea, pero no pagó nada.

Por mes, en el Seguro se atiende un promedio de 45 a 50 partos y cesáreas y al año entre 500 y 600.

El 65 por ciento de las atenciones es a las estudiantes, añade Walter Cabrera.

BS 10 PAGA LA “U” La Universidad Mayor de San Simón (UMSS) paga Bs 10 mensualmente al Seguro Universitario por la atención de los estudiantes (62.500).

En este sentido el gerente de la Institución, Rolando Camacho, explica que los asegurados reciben atención en todas las especialidades, en emergencia, laboratorio, rayos x, ecografías, internación y medicamentos. Camacho fue enfático al explicar que los cónyuges e hijos de los estudiantes no tienen derecho a la atención médica porque el presupuesto no es suficiente.

El seguro universitario es el segundo más importante de Cochabamba por el número de afiliados.

En primer lugar se encuentra la Caja Nacional de Salud, en segundo lugar está el Seguro Universitario y en tercer lugar la Caja Bancaria.
 

En este sentido la Institución encara la construcción de una nueva infraestructura para dar mayor cobertura.
 

La cobertura es total

Desde el año 2001 en el que se ha inaugurado el servicio médico estudiantil éste ha ido sufriendo transformaciones, en este momento la cobertura es total, informa el gerente del Seguro Social Universitario Cochabamba, Rolando Camacho. Hasta el 2009 los estudiantes pagaban el 50 por ciento de sus insumos y medicamentos “pero hoy el seguro universitario cubre todos los costos”, explica.

El gerente de servicios de salud, Walter Cabrera, señala que una de las principales demandas de los estudiantes es la de ginecoobstetricia porque los jóvenes en edad fertil -de 18 a 25 años- representa el 50 por ciento del total de alumnos.

Hay demanda en esa área, pero también hay mucha consulta en oftalmología, odontología, medicina familiar y traumatología.

Los médicos familiares son los encargados de remitir a los pacientes con los especialistas. Cabrera explica que una política del Centro Médico es la visita obligatoria de los pacientes a la unidad de medicina familiar porque es el primer contacto con el paciente, “sea regular o universitario”. Ellos hacen los exámenes completos para lograr la prevención y la promoción de la salud.

Anualmente se atienden 130.000 consultas en medicina interna y 3.000 internaciones de las cuales 1.200 son por cirugías y el resto son de medicina interna.
 

Existe una sobredemanda por la doble afiliación de estudiantes

Una de las principales dificultades que se presenta en la atención médica es la sobredemanda de los asegurados a causa de la doble afiliación de los universitarios.

Las autoridades y asegurados coinciden en que existe un “abuso” del seguro. Muchos estudiantes son policías o profesores, cuentan con un seguro social y además se benefician del Universitario. Lo mismo sucede con los hijos de los empleados que cuentan con el seguro de salud como beneficiarios de sus padres.

El gerente del Seguro, Rolando Camacho adelantó que se estudia un reglamento para optimizar la atención en salud a los es